¿Alguna vez has estado en una travesía marítima donde la bruma era tan densa que apenas podías ver el faro en la distancia, ese faro que debía guiarte a tierra segura? Este artículo actúa como ese faro en la niebla, cortando la oscuridad para guiarte a través del intrincado y a menudo oscuro paisaje de la sostenibilidad. Pero antes de lanzarnos a esa densa niebla, es crucial encontrar un punto de reunión, una posada para viajeros, si se quiere, donde podamos prepararnos para el viaje que nos espera. ¿Estás listo para embarcarte en este crucero hacia la Tierra Prometida de la Sostenibilidad?

La sostenibilidad es más que una palabra de moda o un slogan bonito; es un imperativo categórico en un mundo donde los recursos son finitos pero las demandas en constante crecimiento. Pero aquí, no hablaremos de sostenibilidad como un mero concepto; lo abordaremos como un territorio vasto, complejo y lleno de posibilidades. A lo largo de una serie de artículos, te invito a explorar este terreno conmigo, utilizando la estrategia empresarial como nuestro sextante, la responsabilidad social corporativa como nuestro timón, y la regulación vigente como nuestras cartas náuticas.

Este artículo, “El Faro en la Niebla”, servirá como punto de partida en este viaje, esbozando la ruta que tomaremos y los desafíos que seguramente encontraremos. No es un viaje para los débiles de corazón; es un periplo para aquellos dispuestos a enfrentar las realidades complejas del cambio climático, la justicia social y la gobernanza ética en el ámbito empresarial. Será arduo, sí, pero al igual que cualquier viaje épico, las recompensas serán inmensas.

Así que, estimado viajero, antes de zarpar hacia mares desconocidos, pregúntate: ¿Qué anhelas descubrir en este viaje? ¿Qué cambios estás dispuesto a hacer o impulsar? Al final de esta travesía, habrá transformaciones tanto personales como globales, y te garantizo que no serás el mismo que partió.

Permíteme parafrasear a Antonio Machado, quien una vez dijo, “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar.” En nuestra travesía, no solo haremos el camino, sino que también dejaremos un mapa para aquellos que vendrán después de nosotros. Bienvenido a la posada del viajero; toma un momento para prepararte, porque lo que sigue es la aventura de toda una vida.

Nuestro Norte

Imaginemos por un momento que el viaje hacia la sostenibilidad es como una expedición a un continente desconocido, un territorio virgen que espera ser explorado. Este continente está dividido en diversos y fascinantes territorios que prometen no solo expandir nuestro conocimiento sino también enriquecer nuestra existencia de maneras inimaginables. Como cartógrafos de este nuevo mundo, nuestro deber es trazar un mapa que otros puedan seguir, un mapa que, por supuesto, comienza con la definición de nuestro Norte—nuestros objetivos y el alcance de nuestra exploración.

Estos son los territorios que vamos explorar:

  1. Las Fértiles Llanuras de la Agricultura y Ganadería Regenerativas: No es simplemente tierra lo que tocamos aquí, sino el pulso mismo de la Madre Tierra. Buscamos cultivar métodos que no solo alimenten a la humanidad sino también al suelo que nos sustenta.
  2. Los Océanos Azules de la Productividad: Este reino acuático es un testamento al equilibrio—un lugar donde el hombre y la naturaleza pueden coexistir en una simbiosis beneficiosa.
  3. El Oasis de las Dietas Saludables y Sostenibles: Aquí, el maná no es solo nutritivo sino también sostenible. En este refugio, descubriremos cómo nuestras elecciones dietéticas pueden ser un bálsamo para nosotros y para el planeta.
  4. Las Montañas del Sistema Alimentario Circular: Al igual que los escaladores alpinos, nos enfrentaremos a altos desafíos, pero con la certeza de que la vista desde la cumbre—un sistema alimentario donde nada se desperdicia—vale la pena el esfuerzo.
  5. El Valle de la Equidad en la Cadena de Valor: En este valle, la igualdad no es una utopía, sino una práctica. Desde el sembrador hasta el vendedor, cada uno recibe lo que es justamente suyo.
  6. El Río de la Transparencia: Como las aguas de un río que fluyen libres y claras, buscamos que cada etapa del proceso, desde la siembra hasta la mesa, sea un libro abierto, disponible para el escrutinio público.
  7. El Bosque del Verdadero Valor y Coste de los Alimentos: Entre estos árboles antiguos, recordaremos que el precio de una cosa rara vez refleja su verdadero valor. Aquí, buscaremos cuantificar lo invaluable, desde el capital natural hasta el bienestar humano.

A medida que emprendemos esta odisea, cada territorio se desglosará en un artículo monográfico, detallando nuestras observaciones, aprendizajes y recomendaciones. Como en cualquier expedición, el entorno será desafiante y las condiciones podrían cambiar, pero el Norte que hemos definido aquí actuará como nuestra constante, guiándonos cuando la brújula de la certeza tiemble.

Este es nuestro Norte, el propósito que nos convoca y el destino que buscamos. Y aunque sabemos que la expedición será larga y llena de incertidumbres, también sabemos que cada paso que demos acerca a la humanidad a un futuro más sostenible y justo. Así que, con nuestros objetivos claramente definidos y nuestro alcance bien delineado, estamos listos para zarpar.

Al concluir nuestra travesía, nos reuniremos en ‘La Posada del Viajero Consciente’, ese refugio en el que confluyen todos los caminos y donde la luz del conocimiento brilla con más intensidad.

Será allí donde pondremos en común nuestras experiencias, desentrañando las complejas redes que entrelazan nuestros siete territorios explorados. No estaremos solos; la posada estará llena de otros viajeros que, como nosotros, han decidido aventurarse por estos paisajes de posibilidades y desafíos.

Sus voces resonarán en el aire, creando un coro polifónico que nos ayudará a entender la riqueza y la complejidad de lo que hemos vivido. A través de estas conversaciones cruzadas, descubriremos no solo cómo cada territorio se relaciona con los demás, sino también cómo cada uno de nosotros forma parte de un entramado más grande, un ecosistema de cambio y esperanza.

El Gran Mapa

Mientras nos preparamos para embarcarnos en nuestro “Viaje a Través de la Tierra Prometida de la Sostenibilidad,” es crucial entender el Gran Mapa en el que se sitúan nuestros siete territorios de interés. No es un mero escenario estático, sino un paisaje en constante evolución, influenciado por fuerzas telúricas que lo transforman día a día.

Las verdaderas megatendencias, aquellas fuerzas primordiales que actúan como los ríos subterráneos del cambio, son el crecimiento poblacional, los flujos migratorios, la convergencia de los países en desarrollo y el envejecimiento de la población. Estas son las corrientes profundas que, si bien invisibles a simple vista, modelan la topografía en la que nuestras empresas y sociedades operan.

No podemos hablar de estas megatendencias sin reconocer los monumentales retos que se perfilan en nuestro horizonte, tal y como lo plantea la Visión 2050 definida por el Consejo Empresarial Español de Desarrollo Sostenible: la emergencia climática, la pérdida de biodiversidad y el aumento de las desigualdades. Imaginemos estas urgencias como grandes montañas que emergen del paisaje, formadas y alimentadas por los ríos subterráneos de las megatendencias.

La emergencia climática no es sino el resultado palpable del crecimiento demográfico desenfrenado y los patrones insostenibles de consumo. La pérdida de biodiversidad es acelerada por flujos migratorios que alteran ecosistemas, así como por la convergencia de países en desarrollo hacia modelos insostenibles. Y el aumento de las desigualdades se ve exacerbado por el envejecimiento de la población en determinadas regiones, creando presiones económicas que desafían la cohesión social.

Al entender estos nexos, nuestra expedición adquiere una nueva dimensión. No solo buscamos entender los territorios que exploramos sino también cómo estas grandes formaciones interactúan con ellos, moldeándolos y siendo moldeadas a su vez. Es como navegar no solo en la superficie del mar sino entender las corrientes profundas que lo mueven. Este entendimiento nos permitirá ser más precisos en nuestras estrategias y en las soluciones que proponemos.

Es precisamente en este contexto donde la estrategia empresarial y la sostenibilidad convergen. Imaginemos que cada empresa es un barco en alta mar, y estas megatendencias son las corrientes oceánicas y los vientos alisios que determinan la velocidad y dirección de su travesía. A la vez, los reguladores y la opinión pública actúan como faros y cartógrafos, iluminando posibles peligros y oportunidades. Ignorar estos elementos es similar a navegar en la oscuridad sin brújula, una apuesta temeraria en tiempos tan volátiles.

En la Unión Europea, y más específicamente en España, las políticas en materia de sostenibilidad, como el Pacto Verde Europeo y la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, no son más que manifestaciones de cómo los gobiernos están intentando navegar estas aguas turbulentas. Estas políticas nos ofrecen ciertas coordenadas, marcando faros y balizas que guían la acción empresarial en la dirección de una economía más sostenible y equitativa.

Al entender el Gran Mapa, no solo identificamos los territorios que queremos explorar sino también las corrientes que los interconectan. Así podemos recalibrar nuestras estrategias y tácticas, para no ser simples barcos a la deriva, sino naves capitaneadas con maestría y visión, capaces de enfrentar los desafíos del presente y futuro con determinación y flexibilidad.

En este contexto macro, cada uno de los siete territorios que nos proponemos explorar representa un punto clave en la intersección de estas megatendencias globales y la búsqueda de una mayor sostenibilidad. Con nuestro Norte bien definido, estamos preparados para zarpar y trazar nuestra propia cartografía de un mundo mejor y más justo.

El Itinerario

Ahora que hemos avistado nuestro Norte y comprendido el Gran Mapa en el que nos movemos, toca profundizar en el diseño de nuestro itinerario. Este no es un simple listado de destinos; es más bien la encarnación de una secuencia lógica y sustentada que nos guiará a través de complejas realidades empresariales y sociales, siempre en el marco de la sostenibilidad.

Pensemos en este itinerario como en los hitos de un “Camino de Santiago” corporativo y sostenible. Cada etapa —o artículo, en nuestro caso— se conecta con la siguiente de manera intrínseca, como los eslabones de una cadena de montaje circular, basada en los principios de la economía regenerativa.

  • Gobernanza y Ética Corporativa: Iniciamos en la base misma de cualquier estructura empresarial. Abordaremos cómo un gobierno corporativo sólido y ético es esencial para la implementación efectiva de cualquier estrategia de sostenibilidad. Aquí, nos sumergiremos en el marco legislativo europeo y, específicamente, en el Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas de España.
  • Gestión de Riesgos No Financieros: Avanzamos desde la gobernanza hacia la identificación y gestión de los riesgos no financieros, centrándonos en aquellos de origen ambiental, social o reputacional. En este contexto, la Directiva de la UE sobre divulgación de información no financiera actuará como nuestra brújula.
  • Estrategias de Financiamiento Sostenible: Con la base de una gobernanza sólida y una comprensión profunda de los riesgos, nos adentraremos en cómo las estrategias financieras pueden ser diseñadas para ser sostenibles desde su raíz, con especial atención a los Bonos Verdes y Sociales.
  • Integración de Tecnología y Sostenibilidad: Aquí, la transformación digital actúa como catalizador para abordar desafíos sostenibles. Examinaremos casos de uso de tecnologías emergentes como la inteligencia artificial o el blockchain en la agricultura sostenible.
  • Participación de los Grupos de Interés y Comunicación Efectiva: Este es el punto donde convergen todas nuestras rutas anteriores. Abordaremos cómo mantener un diálogo abierto y significativo con los stakeholders puede reforzar todas las áreas previamente discutidas.
  • Evaluación y Retroalimentación: Finalmente, discutiremos las métricas y KPIs esenciales para evaluar la efectividad de nuestras estrategias de sostenibilidad, enlazando con estándares internacionales como los ODS y los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas.

La transición de una etapa a otra es deliberada, en una búsqueda constante de coherencia y de construcción de conocimiento. No es un viaje lineal, sino más bien un espiral ascendente, donde cada etapa refuerza y eleva la siguiente.

Este itinerario es nuestro plano para la construcción de ese futuro, una travesía que nos exige no solo entender cada territorio en su singularidad, sino también las corrientes subterráneas que los interconectan.

Ahora bien, el itinerario está trazado, el Norte está claro y el Gran Mapa se encuentra ante nosotros. Afilen sus brújulas y ajusten sus velas; nos espera un viaje transformador. ¿Estamos todos listos para embarcarnos?

Los Compañeros de Viaje

Nuestro relato épico tiene personajes que ocupan un lugar especial en esta travesía hacia la Tierra Prometida de la Sostenibilidad. En esta sección, nos enfocamos en dos colectivos imprescindibles: las pequeñas y medianas explotaciones del sector agroalimentario y las cooperativas agrícolas y alimentarias.

Las Pequeñas y Medianas Explotaciones del Sector Agroalimentario

Pensemos en estos empresarios del sector alimentario como verdaderos artistas, cada uno con un lienzo único de tierra y recursos. A ellos se les pide algo más complejo que simplemente alimentar al mundo: se les pide que lo hagan de manera sostenible, ética y económica. En España, esta es una audiencia significativa, ya que, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, un alto porcentaje de las explotaciones agrícolas son pequeñas y medianas empresas. Ellos enfrentan desafíos titanes, pero también tienen una capacidad única para ser agentes de cambio sostenible desde la raíz, literalmente.

Cooperativas Agrícolas y Alimentarias: Los Gremios de la Tierra

Las cooperativas agrícolas y alimentarias actúan como gremios, donde el conocimiento, los recursos y la resiliencia se consolidan. Según la Confederación de Cooperativas Agrarias de España (CCAE), en el país existen más de 3.800 cooperativas de este tipo, aglutinando a cerca de 1 millón de socios agricultores y ganaderos. Estas cooperativas, por su estructura y objetivos, están particularmente alineadas para adoptar y propagar prácticas sostenibles, creando un impacto multiplicador en la industria alimentaria.

Grandes Empresas del Sector Alimentario: Los gigantes de la industria alimentaria

No podemos obviar el papel de las grandes empresas alimentarias en este viaje. Como ciudades-estado de la antigüedad, tienen un poder y una influencia que pueden ser catalizadores de cambio a gran escala. Su responsabilidad, entonces, es también proporcionalmente grande, no solo para adaptar sus propias prácticas sino para influir en toda la cadena de suministro y consumo.

Grandes Cooperativas Agrícolas y Alimentarias: Los Imperios Colaborativos

Las grandes cooperativas agrícolas y alimentarias actúan como imperios colaborativos en nuestra travesía. En el contexto europeo pueden ser auténticos faros que iluminen el camino hacia prácticas más sostenibles, gracias a su capacidad para escalar soluciones y compartir aprendizajes de forma más democrática y equitativa.

La Sinergia en la Diversidad

Lo que hace que estos grupos sean compañeros de viaje ideales en nuestra odisea es su diversidad y su impacto colectivo en el sistema alimentario. Las pequeñas y medianas explotaciones aportan innovación y adaptabilidad, las cooperativas ofrecen la fuerza de la comunidad, brindan un modelo de participación y equidad. Las grandes empresas ofrecen estructura y escala. Todos tienen algo que aprender del otro, y todos son necesarios para llegar a ese horizonte de sostenibilidad que buscamos.

En resumen, este viaje no es un sendero que se recorre en solitario, sino una caravana interdependiente que se mueve al unísono hacia un destino común. Si te ves reflejado en alguno de estos roles, considera este espacio como tu guía y tu desafío: aquí hallarás tanto las herramientas como las preguntas que te ayudarán a ser un actor clave en este viaje hacia un futuro más sostenible.

Parafraseando a Wendell Berry, un reconocido escritor y granjero estadounidense, “La tierra es lo que tenemos en común“. En esta expedición hacia la Tierra Prometida de la Sostenibilidad, te invito a tomar la responsabilidad compartida que surge de esta verdad universal. Aquí, en este espacio de exploración y reflexión, encontrarás las herramientas y los mapas que necesitas para avanzar en tu propio viaje hacia la sostenibilidad.

El Primer Paso

Hoy hemos embarcado en un viaje significativo, trazando el primer boceto de un mapa que nos guiará a través de la Tierra Prometida de la Sostenibilidad. Nuestra brújula nos señala hacia las “Fértiles Llanuras de la Agricultura y Ganadería Regenerativas” en el próximo artículo. Allí, examinaremos cómo nuestras protagonistas y otros actores están redefiniendo nuestra relación con la tierra. Veremos cómo esta tierra, a menudo vista como mero recurso, es realmente una entidad viviente que nos ofrece una oportunidad única de redención y sostenibilidad.

Pero como en todo viaje emocionante, encontraremos desafíos y maravillas más allá de lo que nuestra brújula inicial podría señalar. Nos sumergiremos en los “Océanos Azules de la Productividad y Regulación”, exploraremos el “Oasis de las Dietas Saludables y Sostenibles” y ascenderemos las “Montañas del Sistema Alimentario Circular”. Cada parada nos ofrece lecciones vitales y oportunidades para refinar nuestra estrategia y visión.

Nos vemos en la próxima etapa de este viaje, donde las fértiles llanuras nos esperan, llenas de lecciones por aprender y de historias por contar. Este primer paso es solo el comienzo; la travesía hacia un mundo más sostenible es larga, pero cada paso cuenta.